Elecciones y medios


Mario Campos (Antena Radio-MC) conversó con Javier Tejado Dondé (TD), quien evidenció como este proceso electoral está marcado por los escándalos y los golpes mediáticos (publicaciones MMH, Ahumada y Madrazo), generando como consecuencia el debilitamiento del sistema de impartición de justicia. Previo a esta intervención, Campos ya había conversado con Jorge Islas, maestros en derecho constitucional de la UNAM, quien mencionó los señalamientos de Miguel de la Madrid contra Carlos Salinas, como un ejemplo para evidenciar la falta de un esquema de rendición de cuentas y sanciones ejemplares para nuestros gobernantes. Alertó que sería peligroso que escándalos terribles, se vuelvan una costumbre. Campos también conversó con el doctor Benjamín Fernández Bugado quien alertó como el manejo de imagen político a suplido a la acción y el fortalecimiento institucional, esto como un fenómeno generalizado en América Latina.

TD: Una vez más nos encontramos ante todo tipo de denuncias de la clase política. Creo que ahora sí al hacer elecciones y al estar el ambiente político tan descompuesto, como en pocas ocasiones que yo recuerdo, hay tanta denuncia de políticos contra políticos. Tenemos el caso de Roberto Madrazo contra toda la clase política, el caso de Miguel de la Madrid contra Salinas de Gortari, y más recientemente los casos de Zacatecas, donde la gobernadora ataca a un senador de la República, un senador de la República ataca a la gobernadora y a otra senadora de la República, de tal forma que el escándalo es lo que está predominando en esta etapa electoral. Pero es un escándalo muy curioso. Es un escándalo donde todo mundo se acusa de robarse partidas secretas, de estar vinculados con el narcotráfico, de fugas de reos… pero no pasa nada, sencillamente son denuncias mediáticas, donde se han acostumbrado los políticos a pegarse en diarios, revistas, periódicos de radio y televisión, pero de ahí no pasa nada. Por eso el ciudadano pierde toda confianza en nuestro sistema político y sobre todo en la impartición de justicia. Porque quienes debían dar el ejemplo con la denuncia, sencillamente no lo hacen y en los temas de la mayor relevancia prefieren solamente el escándalo mediático que se va rápido, pero no pasa nada.

MC: Pues es lamentable esta dinámica porque como bien señala el licenciado Tejado Dondé, es lamentable la falta de consecuencias en un sentido o en otro, es decir, el que se acuse sin que se presenten pruebas o el que se señale sin que exista ninguna responsabilidad, pues es un incentivo para que siga esta dinámica, no.

TD: Es un incentivo para que siga esta dinámica que involucra ya a prácticamente todos los partidos políticos, a todos los niveles de gobierno, niveles de la administración presente y pasada, y luego nos preguntamos por qué la gente no acude a votar… ahí está la respuesta.

MC: Pues ahí está. Licenciado Javier Tejado Dondé, gracias como siempre.

TD: Gracias, buen día.

Mario Campos (Antena Radio) conversó con el doctor en Benjamín Fernández Bogado, de Radio Libre – Paraguay, quien alertó que en la práctica política que radicaba en la acción o la eficacia de la gestión y el hacer, ha sido desplazada por el gesto, la imagen o lo que se deja de hacer, pareciendo que vale más lo que se comunica que lo que se hace, cuando lo primero debería ser lo resultado de lo segundo.

Fernández Bugado comentó: La fragilidad institucional y el repetido acto de simulación, antes que de gobierno, nos van a dejando años de desilusión democrática que son ahogados en comicios repetidos con el único afán de decir que con eso se gobierna democráticamente, cuando en realidad deberán ser las instituciones fuertes y los resultados positivos, los que diferencien un buen de un mal gobierno.

Campos le preguntó enseguida: En ese sentido, doctor Fernández Bogado, ¿Cómo pasar de una política de comentarios a una política de consecuencias?, porque lo que hemos visto y lo estamos acreditando con mucha claridad en México, es que la política de lo comentarios está viviendo una época de bonanza, desde la publicación de libros que generan grandes escándalos, coberturas mediáticas que destacan los dichos de los actores, pero que al final de cuentas nada de lo que pasa, de lo que se dice, de lo que se acusa, termina teniendo repercusión ni para el que acusa, que tiene que probar pruebas, ni para el que difama en todo caso porque no tiene el respaldo de lo que está señalando, ¿cómo dar ese paso?

Fernández Bogado: …en realidad lo que deberíamos es justamente tocar ese segundo tema que me parece muy inteligente de tu parte el puntualizarlo: las consecuencias. ¿Qué significan estos hechos? ¿Significan una prueba para la fortaleza de nuestras instituciones? ¿Significan una prueba para nuestra capacidad de asombro, de reacción, de críticas, y por qué no de castigo en las elecciones? ¿O significa sencillamente la recreación morbosa de un acontecimiento que tiene mucho más de farandulezco que de acción política como tal? Creo que ese es el punto central, deberíamos replantearnos entre todos, cuánto de esto nos afecta nuestra calidad de vida y la democracia. Cuántos de estos temas tienen que ver con la seguridad, con la educación, con la salud, con salir de la marginalidad y de la pobreza. Cuando midamos muy bien las consecuencias de estos actos, aquellos gestos escandalosos no solamente tendrán una reacción masiva, sino que también tendrán un castigo ejemplar de forma tal que haya futuro, que haya mañana, y que no solamente vivamos el presente.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: